Tag Archives: Opi

Primavera y uñas pastel

16 Feb

thumb_IMG_6863_1024 2

Vienen con todo esta primavera: azules, rosas, verdes, amarillas, lavanda y hasta blanco y gris claro, tipo el conejito de Pascua. Piensa en el tono floral que quieras, siempre y cuando sea pastel.

Los pastel son frescos y alegres, se ven bien en manos y pies. ¿Qué mejor temporada para usarlos que primavera? Si quieres ser un poco más audaz, hazte un french manicure con las puntas verdes o azules, ¡se ve increíble!

Aquí les dejo algunas opciones de barnices, para que estén al día:

Los rosas son los más tradicionales; ahora están más de moda que nunca. Estos son Dior Lilac 491, Tom Ford Pink Crush y Chanel en Mistral.

El verde es menos tradicional, pero últimamente han lanzado tonos bonitos, cero agresivos y hasta divertidos. Los tonos de verde son Dior Garden, Opi en That’s Hula-rious y Essie en Going Guru.

Siguiendo con colores poco tradicionales, aquí les dejo los amarillos. Hay que aceptar que se ven mejor en mujeres de tez muy blanca, a las morenas no se les ve muy bien, pero no pasa nada con probar. Estos son Burberry Pale Yellow 415, Lemon Sugar de Avon y Chillato de Essie.

Los azules cada vez se ven más normales, son un poco más comunes los tonos oscuros, pero éstos me gustaron mucho: Bikini So Teeny de Essie, Dior Bleuette y To Be Continued de Opi.

Aquí ya tienes varias opciones para incursionar en el terreno de las uñas color pastel. Digo adiós con las uñas pintadas del gris de Marc Jacobs (esos barnices los podrás encontrar pronto en Sephora México).

 

Kit de manicure casero

22 Sep

thumb_IMG_5778_1024

Es delicioso ir a que te hagan manicure ¿o no? Te relajas, te desconectas, te dan masaje en las manos y sales muy contenta, pero he de contarles que a mi me encanta hacerme manicure. Para mi es terapéutico y como desde chica tenía obsesión por pintarme las uñas (con brillitos nada más, no crean que andaba de uña roja a los 8 años…) la verdad es que me sale bastante bien.

Hay colores complicados, como el blanco, que sólo quedan bien en el salón o en el nail bar, pero les confieso que de cuatro veces que me “hago las uñas”, en tres ocasiones el manicure me lo hago yo.

Mientras tengas los instrumentos necesarios –y buen pulso–, te puede salir muy bien. Aquí les dejo los pasos y los instrumentos necesarios.

thumb_IMG_5782_1024

Limas y separadores de dedos para hacerte pedicure en casa

  • Despinta las uñas con un quitaesmalte, no con acetona, que las reseca mucho. Ya limpias, hay que limar las uñas en seco, dales forma suavemente con la lima de tu preferencia (a mí me gustan las clásicas de cartón, no me acomodan las de metal ni las de vidrio). Los separadores de dedos que salen en la foto, son decorativos 🙂
thumb_IMG_5785_1024

Alicate para pellejos, palita para empujar cutícula y tijeras para cortarla (sólo si es necesario)

  • Llena un recipiente pequeño con agua tibia y sumerge las manos de 5 a 10 minutos. Una vez pasado ese tiempo, empuja la cutícula con la palita de metal de dos puntas (redondeada y picuda). Recorta, sólo si es necesario, pellejos necios alrededor de las uñas o, también si lo necesitas, la cutícula con unas tijeras pequeñas.
  • Aplica una base (como la de Chanel, de la foto principal: abajo al centro, color piel), esto preparará a tu uña para que el barniz se fije y distribuya bien. Espera (idealmente) cinco minutos antes de aplicar tu color.
  • Aplica una capa de tu barniz favorito en cada uña, deja pasar cinco minutos antes de aplicar la segunda capa. Si se te pinta un poco el borde del dedo, no te preocupes, eso se arregla después. Deja secar durante 10-15 minutos.
  • Momento de poner el brillo sellador: sólo una capa, que si no, empiezan a formarse burbujas en el barniz fresco. Ahora quédate sentada y no hagas nada por lo menos durante 15 minutos para que no vayas a tener algún accidente post manicure. Si tienes prisa, mete las manos en agua helada, también puedes abanicar las uñas.
  • Si hay rastros de barniz en tus dedos, puedes mojar un q-tip con quitaesmalte y, con mucho cuidado, despintar las manchas que hayan quedado en tu piel. Hay unas plumas especiales para remover el barniz que queda en la cutícula, pero no las he encontrado en México (sale en la foto).
thumb_IMG_5783_1024

Quitaesmalte de Chanel, algodón y pluma para quitar manchas de barniz alrededor de la uña

Acuérdate que todo es práctica, quizá las primeras veces no quede muy bien y tengas que volver a hacerlo, pero como en todo: la práctica hace al maestro. Además, hacerte tu misma el manicure te ahorra un dinerito al mes. Después de la inversión inicial de alicate, tijeritas, barnices, base y brillo, no tendrás que comprar casi nada; sólo tus colores de temporada y el quitaesmalte y limas (que son baratísimas) de vez en cuando.

Estás lista para volverte tu auto-manicurista experta. A veces, yo también me hago pedicure, pero la limada de talones no me sale tan bien y el masaje de pies en el nail bar es una delicia.

Todos los aditamentos aquí fotografiados los consigues en un depósito de belleza. Un tip: los mejores alicates y tijeras para pellejos y cutícula son alemanes, por si los pueden conseguir aquí. Los alicates de Revlon también son buenos.

thumb_IMG_5789_1024

Base de Chanel, barniz de Opi, Burberry Beauty, brillo de Chanel, barniz de Tom Ford y de Givenchy (en sentido de las manecillas del reloj)

Un recordatorio de la cantidad de capas necesarias para un manicure profesional: Una capa de base, dos capas de color y una capa de brillo. No más de eso, que se forman burbujas en las uñas.

Tip: todas las noches puedes aplicar un poco de aceite de almendras en las cutículas, para mantenerlas suaves y evitar que se formen pellejos y padrastros.

Me despido con una mano pintada de gris carbón y la otra de azul marino, una tendencia de este otoño-invierno 2015 (pronto un post hablando de eso).

Los “nail bars” favoritos en la Ciudad de México

24 Jun
La Esmalteria 05

La Esmaltaría está en el Pedregal, al sur de la Ciudad de México

Nada tiene de malo el manicure como se hacía antes: en casa o en el salón de belleza más cercano. El gusto por lo sofisticado dio origen a los “nail bars”, sitios donde el culto al mani-pedi se lleva a cabo de las más deliciosas maneras.

Lo agradable se agradece; cuando fui por primera vez a un “nail bar” supe que no volvería a “hacerme” las manos o los pies en un lugar que no ofreciera detalles como sillones con masaje, cafecito hecho al momento y productos creados especialmente para la ocasión. Aquí les dejo los lugares que conquistaron a nuestras manos y pies en la Ciudad de México:

Handlab Santa Fe 3

Este es el Handlab de Santa Fe

Hand Lab: Fue el primero en abrir en la ciudad, en Polanco. El diseño minimalista le da un toque moderno, todo está en orden y no hay nada fuera de su lugar. La felicidad llegó cuando me senté en uno de sus sillones con masaje, el estrés se derrite mientras tomas un café de Starbucks; cuando metí los pies en el agua caliente, me relajé por completo. Sus manicuristas tienen buena mano; especialmente cuando hacen el masaje del Lab Cure Hands & Feet, el servicio más completo que incluye manicure y pedicure, exfoliación con productos Malin+Goetz y masajito con crema. Los barnices son de Essie y Gelish. Tienen 3 locales: Edgar Allan Poe 308, primer piso, Polanco / Tel. 4040 7350; Av. Santa Fe 498, primer piso, Santa Fe / Tel. 4040 7351 y Crater 436 (entre Risco y Lava), Pedregal San Ángel / Tel. 4040 7352.

La Esmalteria 01

La Esmaltaría es un lugar muy relajado

La Esmaltería: En unos meses conquistó a las sureñas, me encanta su nombre. Su “look and feel” es divertido y desenfadado; los servicios son de primera. Las estaciones individuales para hacer el mani son cómodas y están bien organizadas; las manicuristas hacen su trabajo con todo el cuidado del mundo. Los barnices de Jessica Nails, tanto los normales como los de gel, son maravillosos; el manicure me duró más que con otras marcas de esmaltes. El sillón del pedicure podría ser el de tu casa, cómodo y alto. El “Brazilian” es una belleza: te ahorras el remojón de manos pues te ponen unos guantes que traen keratina y ablanda los pellejitos. Si el nail art es lo tuyo, este es el lugar para hacértelo. Está en el centro comercial Grand Pedregal: Av. de las Fuentes, Pedregal San Ángel / Tel. 51350279.

Hand Spa 02

El diseño de Hand Spa es una belleza, igual que los servicios

Hand Spa: Está increíblemente puesto, su diseño te fascinará. Robertha y Daniella Hakim y su mamá: Alma Vázquez; diseñaron todo con mucho cariño. Sus barnices son Opi, Essie y Morgan Taylor, el esmalte tradicional de la marca Gelish. Tiene una cabina privada para dos personas, por si quieres ir con tu mejor amiga y chismear a gusto. Tiene un coffee bar que ofrece jugos, tés, crudités y fruta; también hay Clamato, por si llegas cruda; su barra de snacks es adictiva. Las cremas y exfoliantes fueron creados especialmente para Hand Spa, hay de 15 aromas y son orgánicos. Este local es un gran lugar. Está en Prado Norte 460, 1 piso, Lomas de Chapultepec / Tel. 6585 7892.

TWR 01

The White Room es discreto, sus sillones son lo máximo

The White Room: Es un discreto local en Polanco que las mujeres de ese barrio adoran. Erika Bianca llegó a México hace unos años y no encontraba un lugar padre para hacerse man-pedi, así que puso el suyo. Todo es blanco y bonito, los sillones individuales son la máxima comodidad, las manicuristas muy profesionales y los servicios de primera. Hay barnices Essie, Gelish y Chanel, mismos que te aplican mientras oyes la mejor música lounge. También hay servicio de dry bar y, si se te antoja una copa de prosecco o un té, te lo dan. La cosa ahí es disfrutar y tomarla con calma, algo que nos encanta. The White Room está en Polanco: Newton 7 / Tel. 52803174.

¿Cuál es tu “nail bar” favorito? Aquí ya tienes cuatro de donde elegir, en distintos puntos de la ciudad.

Me despido con las uñas frescas.

Uñas desnudas: très chic!

27 Aug

Image

Después de varias temporadas en donde se ha visto de todo hablando en tendencias de uñas, llevarlas en tonos nude está de lo más in. Lo celebro, pues soy cero fan de la uña decorada (mucho menos si son de acrílico…), es un descanso de esa moda que parece no querer irse, pero que confío desaparecerá poco a poco.

Me encanta que en primavera y verano se lleven colores muy vivos –como los neones que vimos durante esta temporada que está por terminar– pero también me gustan mucho las uñas en tonos neutros. Son elegantes, calladas de cierta forma, pero también fuertes; en una sola palabra: chic. Siempre se ven bonitas, no hay pierde.

Los tonos nude ya no significan solamente “rosita”. Actualmente hay una gran variedad de colores que van desde los clásicos neutros, como rosa y durazno, hasta beiges, cafés o incluso los blancos que están de súper moda (como blanco es la ausencia de color, decidí incluir los barnices de dicho tono en este post). Los beiges me fascinan, son mis preferidos de esta tendencia.

Aquí algunos de mis favoritos:

  • Chanel, el tono Frenzy ($390) es mi consentido del momento (el de la foto).
  • Essie: el Sand Tropez, Jazz, Au Natural, Topless Barefoot y Adore-a-Ball son los neutros más pedidos ($190) Los encuentras en Handlab (detalles en la pestaña de servicios favoritos). El blanco Waltz está muy padre.
  • De Opi hay varios lindos ($190): Dulce de leche y Barefoot in Barcelona dentro de la familia de los rosas; Did You Ear About Van Gogh y Samoan Sand en la gama beige; Tickle My France-y en tono café; Sweet Heart y Bubble Bath en neutros clásicos. Dos blancos que puedes probar: Funny Bunny y Alpine Snow. (Los venden en El Palacio de Hierro)
  • El tono 220M de Lancôme ($280) es un clásico.
  • De YSL, me encanta Beige Leger ($325).

Y las versiones de super son:

  • Xtreme Wear ($49) de Sally Hansen, un blanco muy cool es White On. También me gusta Instadry ($69) en Petal Pusher.
  • De Maybelline: Pinky Natural ($25).

Esta es sólo una de las tendencias en uñas para otoño-invierno, en posts futuros les daré detalles de los colores que veremos en la temporada que está por iniciar: rojo sangre, negro, azul marino y metálicos, entre otros. Si no te atreves a usar colores tan oscuros, los desnudos son ideales para que de una vez por todas dejes en el pasado el aburridísimo manicure francés.

Ahora ya lo sabes: la uña neutra no falla. ¿Qué tono es tu favorito?