Tag Archives: Jour d’Hermès

17 perfumes que hicieron historia

3 May

 

3 de mayo, 2017

Los olores son capaces de transportarte a través del tiempo en un instante. Cuando huelo Colors de Benetton, me siento de 15 años; me acuerdo perfectamente la primera vez que olí Tresor de Lancôme: tenía 18 años y estaba en España, me pareció el perfume más maravilloso que había conocido hasta el momento y cuando me topo con L’Eau d’Issey, regreso a la universidad.

Perfumes van, perfumes vienen. Hay creaciones de perfumistas expertos que por distintas razones se convierten en fragancias de culto. Hay unas que se siguen produciendo, como Chanel No. 5 o Shalimar, otras ya no, pero marcaron una época y siempre serán recordadas.

Aquí les dejo un recorrido a través del tiempo, basado en los perfumes que rompieron moldes e hicieron historia:

 

Screen Shot 2017-05-01 at 17.31.29

En la década de los 20, Ernest Beaux logró mezclar el aroma de varias flores en un solo frasco y usó ingredientes sintéticos por primera vez en la historia; resulta que éste perfumista fue elegido por Mademosielle Chanel para hacer su perfume. Así nace Chanel No. 5, en 1921. Al terminar la Segunda Guerra Mundial, los soldados estadounidenses hacían horas de cola para llevarle un frasco a la novia. Marilyn Monroe aseguró que dormía “con unas gotas de Chanel No. 5… y nada mas”. Se sigue produciendo hasta la fecha; es de los perfumes mejor vendidos de la historia.

Screen Shot 2017-05-01 at 17.32.58

La casa francesa Guerlain no podía quedarse atrás; en 1925 lanza Shalimar, supuestamente inspirado en Mumtaz Mahal, la mujer a la que le construyeron el Taj Mahal, en Agra, India. El nombre fue tomado por Jacques Guerlain de los Jardines de Shalimar, que están en Lahore, Pakistan. Fue el primer perfume con influencia oriental. Sigue produciéndose actualmente.

Joy

Los años 30 fueron marcados por Joy, del diseñador Jean Patou, en el año 2000 fue declarado “el perfume del siglo” por Fragrance Foundation FiFi Awards (el equivalente al Oscar de los perfumes), es decir, del siglo XX. Fue lanzado en 1929, en plena crisis económica mundial; sobra decir que fue un rotundo éxito. Sigue a la venta.

Screen Shot 2017-05-01 at 17.35.29

En 1947 la casa de Christia Dior lanza Miss Dior, creada en honor a Catherine, hermana del diseñador que estuvo en un campo de concentración durante la Segunda Guerra Mundial, pues fue sorprendida ayudando a la Resistencia. Es floral y se sigue produciendo.

Screen Shot 2017-05-01 at 17.36.30

Nina Ricci lanza L’Air du Temps en 1948, es floral y especiada. Su frasco tiene dos palomas que simbolizan la tan anhelada paz después de la Segunda Guerra Mundial.

Primitif

Primitif de Max Factor fue de los primeros perfumes “accesibles” para gente que no compraba ropa de diseñador. Se lanzó en 1956, es floral y especiada. Fue muy popular en Estados Unidos, en Europa, Arpege de Lanvin era el hit en los 50, a pesar de que fue lanzada en 1927.

L'Interdit

L’Interdit de Givenchy fue muy popular en los años 60. El diseñador creó este perfume especialmente para Audrey Hepburn. Fue creado en 1957 y sólo lo usaba Hepburn. En 1960 se empezó a vender al público en general. En esos años, los jóvenes prefería oler a pachulí o a sándalo, muy silvestre y “flower power”.

Rive Gauche

Rive Gauche de Yves Saint Laurent fue de los perfumes más populares de la década de los setenta. Un floral absoluto, fue lanzado en 1971 cuando Saint Laurent abrió su boutique en la Rive Gauche del Sena, en París. En 1977, la casa lanza Opium, y fue un éxito total, rico, especiado y muy oriental. Era a lo que olían las disco queens.

Screen Shot 2017-05-01 at 17.40.30

Así llegaron los 80. Aromas y ambientes pesados, mucho dinero proveniente de la bolsa y la moda de la cocaína. Las mujeres poderosas y que llevaban hombreras, usaban el súper especiado Poison, de Dior.

En los noventa nacen varios perfumes de culto. Angel de Thierry Mugler fue como una revolución olfativa (1992), el primer perfume uni-sex que todo mundo usaba era CK One (1994), Trèsor de Lancôme conquistó al mundo en 1990 y nació la frescura del Eau Parfumée au Thé Vert de Bulgari o la famosísima L’Eau d’Issey, de Issey Miyake, ambas en 1992.

Con el nuevo siglo llegan Narciso Rodriguez for Her, en 2004 y la adorablemente dulce Flowerbomb de Viktor & Rolf nace en 2005.

Screen Shot 2017-05-02 at 20.16.45

Y, mi favorita de ésta década, sin duda es Jour d’Hermès. Un floral espectacular creado por el genio de la perfumería, Jean-Claude Ellena; el perfume ha ganado muchos premios y es reconocida como una obra de arte de la casa francesa de marroquinería.

¿Alguno de éstos perfumes les recordó a su mamá o su abuela? A mi sí. Y a etapas increíbles de la vida a las que puedo viajar en un instante destapando una botella de perfume.

La belleza del perfume

10 Sep

Image

El olor de un sitio o persona marca irremediablemente la memoria. De pronto, un aroma te recuerda a alguien que fue importante en tu vida y el olfato se encarga de que sientas que estás con él o ella, aunque hayan pasado dos días, tres meses o varios años. La memoria olfativa te lleva a lugares y épocas en un instante. ¿A quién no lo marcó el característico olor del plástico para forrar libros? ¿O el de los lápices de colores recién afilados? Me regresan a los primeros años de primaria…

Recuerdo perfectamente bien cuando mi mamá usaba First, después Paloma Picasso y en otra época, Alfred Sung. En mi casa, el perfume era especial, algo para disfrutar, para demostrar que la vida era más agradable cuando se olía bonito. Hasta la fecha, no puedo oler una colonia Sanborns –sí, la de flor de naranjo– sin acordarme de mi abuelo, hombre sencillo y poco complicado al que un poco de olor fresco en las mañanas le hacía sentir bien. Cuando me topo con lociones de cítricos, me acuerdo de mi papá, que hasta la fecha las sigue usando, entre más notas cítricas, mejor.

A veces el olfato es incómodo, cada que huelo Allure de Chanel para hombre, recuerdo –ahora con cariño, antes con tristeza– a un ex novio que quise mucho. Esa loción está relacionada a él, lo estará siempre. El olor a Nenuco antes me recordaba a una niña de la escuela que me caía muy mal, la bañaban en esa colonia clásica española. Ahora pienso en mis sobrinos, un recuerdo mucho más dulce y cálido.

Estoy convencida de que el perfume es un sello personal, es parte de ti, de tu personalidad, algo que te distingue del resto de la gente. Hay quienes usan el mismo siempre, el Quelques Fleurs, uno de los primeros florales creado hace más de 90 años, me recuerda a una amiga muy querida que ya no veo. Podría apostar que sigue usándolo.

Yo soy de las que tiene varios perfumes y los elijo dependiendo de mi estado de ánimo, un poco como la ropa, la intuición me dice cuál usar. Para salir por la noche, adoro el de Elie Saab; para el diario –dependiendo del humor matutino– me pongo Beauty de Calvin Klein o Flora de Gucci, para ocasiones especiales, uso la nueva fragancia para mujer de Hermès; Jour d’Hermès ($2,170), mi favorita desde hace unos meses, tiene una combinación floral muy sutil y suave; es sexy y femenino.

Ni mi hermana ni una de mis mejores amigas usan perfume, eso es algo que no concibo, no me siento completa al salir de mi casa sin haberme “perfumao” antes, es como salir sin aretes, simplemente no puedo. Tomo muy en serio los olores, me fascinan los lugares que huelen rico, adoro las velas de olor y me encanta que un hombre –especialmente si estoy saliendo con él– huela bien, se me hace muy atractivo.

En general, me gustan los perfumes especiales, los que lleva tiempo desarrollar, los que fueron pensados por narices expertas como las de Jean-Claude Ellena, Frédéric Malle o Mathilde Laurent. No los que se hacen de la noche a la mañana, como los de Shakira, Lady Gaga o Katy Perry. Se ha perdido el arte de la alta perfumería que, creo que está siendo rescatado por gente que toma muy en serio los aromas, pero ese es tema de otro post.

Y a ti, ¿qué olores te recuerdan a alguien o algo especial?

Image