Tag Archives: Jean-Claude Ellena

17 perfumes que hicieron historia

3 May

 

3 de mayo, 2017

Los olores son capaces de transportarte a través del tiempo en un instante. Cuando huelo Colors de Benetton, me siento de 15 años; me acuerdo perfectamente la primera vez que olí Tresor de Lancôme: tenía 18 años y estaba en España, me pareció el perfume más maravilloso que había conocido hasta el momento y cuando me topo con L’Eau d’Issey, regreso a la universidad.

Perfumes van, perfumes vienen. Hay creaciones de perfumistas expertos que por distintas razones se convierten en fragancias de culto. Hay unas que se siguen produciendo, como Chanel No. 5 o Shalimar, otras ya no, pero marcaron una época y siempre serán recordadas.

Aquí les dejo un recorrido a través del tiempo, basado en los perfumes que rompieron moldes e hicieron historia:

 

Screen Shot 2017-05-01 at 17.31.29

En la década de los 20, Ernest Beaux logró mezclar el aroma de varias flores en un solo frasco y usó ingredientes sintéticos por primera vez en la historia; resulta que éste perfumista fue elegido por Mademosielle Chanel para hacer su perfume. Así nace Chanel No. 5, en 1921. Al terminar la Segunda Guerra Mundial, los soldados estadounidenses hacían horas de cola para llevarle un frasco a la novia. Marilyn Monroe aseguró que dormía “con unas gotas de Chanel No. 5… y nada mas”. Se sigue produciendo hasta la fecha; es de los perfumes mejor vendidos de la historia.

Screen Shot 2017-05-01 at 17.32.58

La casa francesa Guerlain no podía quedarse atrás; en 1925 lanza Shalimar, supuestamente inspirado en Mumtaz Mahal, la mujer a la que le construyeron el Taj Mahal, en Agra, India. El nombre fue tomado por Jacques Guerlain de los Jardines de Shalimar, que están en Lahore, Pakistan. Fue el primer perfume con influencia oriental. Sigue produciéndose actualmente.

Joy

Los años 30 fueron marcados por Joy, del diseñador Jean Patou, en el año 2000 fue declarado “el perfume del siglo” por Fragrance Foundation FiFi Awards (el equivalente al Oscar de los perfumes), es decir, del siglo XX. Fue lanzado en 1929, en plena crisis económica mundial; sobra decir que fue un rotundo éxito. Sigue a la venta.

Screen Shot 2017-05-01 at 17.35.29

En 1947 la casa de Christia Dior lanza Miss Dior, creada en honor a Catherine, hermana del diseñador que estuvo en un campo de concentración durante la Segunda Guerra Mundial, pues fue sorprendida ayudando a la Resistencia. Es floral y se sigue produciendo.

Screen Shot 2017-05-01 at 17.36.30

Nina Ricci lanza L’Air du Temps en 1948, es floral y especiada. Su frasco tiene dos palomas que simbolizan la tan anhelada paz después de la Segunda Guerra Mundial.

Primitif

Primitif de Max Factor fue de los primeros perfumes “accesibles” para gente que no compraba ropa de diseñador. Se lanzó en 1956, es floral y especiada. Fue muy popular en Estados Unidos, en Europa, Arpege de Lanvin era el hit en los 50, a pesar de que fue lanzada en 1927.

L'Interdit

L’Interdit de Givenchy fue muy popular en los años 60. El diseñador creó este perfume especialmente para Audrey Hepburn. Fue creado en 1957 y sólo lo usaba Hepburn. En 1960 se empezó a vender al público en general. En esos años, los jóvenes prefería oler a pachulí o a sándalo, muy silvestre y “flower power”.

Rive Gauche

Rive Gauche de Yves Saint Laurent fue de los perfumes más populares de la década de los setenta. Un floral absoluto, fue lanzado en 1971 cuando Saint Laurent abrió su boutique en la Rive Gauche del Sena, en París. En 1977, la casa lanza Opium, y fue un éxito total, rico, especiado y muy oriental. Era a lo que olían las disco queens.

Screen Shot 2017-05-01 at 17.40.30

Así llegaron los 80. Aromas y ambientes pesados, mucho dinero proveniente de la bolsa y la moda de la cocaína. Las mujeres poderosas y que llevaban hombreras, usaban el súper especiado Poison, de Dior.

En los noventa nacen varios perfumes de culto. Angel de Thierry Mugler fue como una revolución olfativa (1992), el primer perfume uni-sex que todo mundo usaba era CK One (1994), Trèsor de Lancôme conquistó al mundo en 1990 y nació la frescura del Eau Parfumée au Thé Vert de Bulgari o la famosísima L’Eau d’Issey, de Issey Miyake, ambas en 1992.

Con el nuevo siglo llegan Narciso Rodriguez for Her, en 2004 y la adorablemente dulce Flowerbomb de Viktor & Rolf nace en 2005.

Screen Shot 2017-05-02 at 20.16.45

Y, mi favorita de ésta década, sin duda es Jour d’Hermès. Un floral espectacular creado por el genio de la perfumería, Jean-Claude Ellena; el perfume ha ganado muchos premios y es reconocida como una obra de arte de la casa francesa de marroquinería.

¿Alguno de éstos perfumes les recordó a su mamá o su abuela? A mi sí. Y a etapas increíbles de la vida a las que puedo viajar en un instante destapando una botella de perfume.

Jardín à la Hermès

30 May

Le jardin de monsieur li

Me declaro fan total y absoluta de los perfumes de Hermès; son fragancias que cuentan una historia, que se van formando en la casa francesa con calma y amor, no como los cientos de perfumes que son hechos de forma exprés. Mi favorito desde que se lanzó es Jour d’Hermès, un aroma que me cautivó desde el primer momento en que la olí.

Y mi admiración por Hermès se extiende a Jean-Claude Ellena, perfumista de impecable trayectoria que desde 2004 desarrolla las fragancias de la firma. En esta ocasión, Monsieur Ellena se inspiró en los jardines chinos para crear el nuevo perfume de la maison: Le Jardin de Monsieur Li.

Cabris le 24 juillet 2012

Jean-Claude Ellena por R. Schroeder

Ellena también creó en 2005, 2008 y 2011 estas fragancias: Un Jardin sur le Nil, Un Jardin après la Mousson y Un Jardin sur le Toit. Ahora, el perfumista se fue a China a conocer decenas de jardines en ese fascinante país, así fue creando el suyo y surgió el “nuevo jardín”, un lanzamiento muy esperado en este 2015.

Le Jardin de Monsieur Li (MX$2,160) es perfecto tanto para hombre como para mujer. Es suave, fresco y energetizante; dulce sin empalagar; muy diferente a todo lo que he olido últimamente. Elegante, sobrio y digno de recordar. Sus notas principales son cítricos, jazmín, menta y kumquat (también se le conoce como “naranja enana”, es el fruto más pequeño de los cítricos). Tiene buen fijador, eso siempre es bueno.

Además, la botella me fascinó, tiene una combinación de colores súper bonita que va del gris al verde. Me encanta el cuidado y el amor que tienen en Hermès al hacer sus productos; todos sus perfumes son unas joyas, creados por perfumistas de los de antes, de los que seleccionan cuidadosamente los ingredientes crudos, de los que conocen a quienes producen a sus flores y de los que se toman el tiempo de viajar alrededor del mundo para encontrar la inspiración perfecta. Así los hace monsieur Ellena.

Si eres adicta/o a los buenos perfumes, este no pasará desapercibido. Ya está a la venta en las boutiques de Hermès.

Digo adiós recién perfumada con Le Jardin de Monsieur Li.

Mandarina y narciso a la Hermès

19 Aug

Image

Esta casa francesa me gusta por muchas cosas: sus bolsas, mascadas, relojes, zapatos, accesorios y sus perfumes y colonias, mismas que inspiran estas líneas. Confieso que su color insignia ­–el naranja– es de mis favoritos.

La familia de colonias Hermès que todos conocemos: Eau d’Orange Verte, Eau de Gentiane Blanche y Eau de Pamplemousse Rose le dan la bienvenida a dos nuevas fragancias: Eau de Mandarine Ambrée y Eau de Narcisse Bleu ($1,870); cada una de ellas forma parte de la colección Perfumes Relatos. Son para hombre pero, la verdad, también huelen bien en mujer, especialmente la nueva de mandarina.

La primera fue Eau d’Orange Verte –lanzada en 1979–, esta se convirtió en la fragancia emblema de la marca, la naranja es la protagonista de una explosión de notas que conforman un olor inconfundible, un aroma que se identifica a la primera. Me encanta llegar a un hotel y que tengan amenities de esta línea, es una verdadera delicia.

El creador de las dos nuevas colonias es Jean-Claude Ellena, perfumista de rancio abolengo que trabaja en exclusiva con Hermès desde 2004. Acerca de Mandarine Ambrée, Ellena comenta: “No conozco olor más alegre que el de la mandarina ni uno más aterciopelado que el del ámbar.” De Narcisse Bleu dijo que es “una creación en absoluta libertad, donde he tratado de poner de manifiesto el aspecto táctil de una materia.” Soy fan de Ellena desde que, hace muchos años, llegó a mi vida una de sus creaciones: Eau Parfumée au Thé Vert, de Bulgari; el señor es un genio de los olores.

La colonia de mandarina y ámbar es fresca, ligeramente dulce, tiene fruta de la pasión y un toque cítrico al final. No es la típica que de golpe te llena la nariz de esos frutos, esta es sutil y especial. Huele a mañanas frescas y días soleados. Narcisse Bleu es amaderada con un ligero toque floral. Sofisticada y seductora, para alguien que busca diferenciarse de los demás; elegante. Me imaginé usándola a un hombre guapísimo, vestido de etiqueta, listo para irse a una cena en París. Ambas me fascinaron.

Estos aromas son artesanales, creados con paciencia y cariño, como todas las fragancias de la casa creadora de dos de las bolsas más codiciadas del mundo: la Birkin y la Kelly. Las colonias son un gran regalo, ya sea para ti o para alguien querido. Las encuentras en las boutiques Hermès, en los corners de la marca en El Palacio de Hierro, en Sephora y en Liverpool.

¿Cuál de las cinco colonias es tu favorita? La mía: la de mandarina y ámbar, fue amor a primera olida.

(Foto: cortesía Hermès)