Archive | Remedios caseros RSS feed for this section

Tónico (casi) casero

7 Nov

Image

Una de las cosas que me divierte de viajar con amigas es esculcar sus bolsas de baño. Siempre encuentras algo interesante que probar. Eso me pasó con Carolina, me encontré un tubito de vidrio con un atomizador; la curiosidad me mató, así que me puse un poco del líquido en la parte de atrás de la mano. No tenía idea de qué era, pero olía rico.

Salí del baño y le pregunté a la dueña: era agua de rosas y de hamamelis, mezclada en partes iguales. Un tónico súper refrescante, perfecto para limpiar la cara suavemente. Era una receta de su mamá; buena, bonita y (muy) barata, no debes gastarte más de $50 pesos en las dos.

El agua de rosas ha sido usada desde hace cientos de años para hidratar la piel, además, huele delicioso; se hace con agua destilada y pétalos de rosa. Es fantástica para la piel grasa, calma la piel sensible y refresca. Asegúrate de comprarla en la farmacia y que los ingredientes digan que trae “rosa centifolia” o “rosa damascena”, hay marcas que sólo traen agua, glicerina y aromatizantes, o sea, puro químico.

El agua de hamamelis es astringente, antibiótico y limpiador; se obtiene de la planta llamada Hamamelis Virginiana. También es calmante y ayuda a la piel grasa a controlar su producción de sebo. En inglés se le conoce como “Witch Hazel”. En la farmacia conseguí esta natural de la marca Wettsy (MX $25); no huele tan rico, pero una vez mezclada, predominará el olor del agua de rosas.

Entonces, consigue un frasquito con atomizador y añade una parte de agua de rosas y otra de agua de hamamelis. Trae la mezcla en tu bolsa para refrescarte a lo largo del día o usarla como último paso de tu rutina limpiadora, mojando un algodón y pasándolo por la cara, cuello y escote; esto antes de tus cremas. La puedes usar tanto de día, como de noche.

Listo, te aseguro que quedarás muy feliz con este tónico (casi) hecho en casa. Yo ya no vuelvo a comprar los de marcas tradicionales, este me fascinó.

Hasta la vista, ojo hinchado

3 Sep

 

Foto: April Mae Monterrosa

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

A todos nos ha pasado: cenaste sushi con mucha soya, lloraste como loca antes de dormirte, se te pasaron los martinis o dormiste dos horas y… amaneciste con “ojos de pez japonés”. Hinchaditos, como ampolla; para acabarla de amolar, en un par de horas tienes que estar en una junta importantísima.

La zona que rodea los ojos está llena de vasos sanguíneos y tiende a acumular el agua, detalle que hace que te veas fatal. No sufras, aquí los remedios caseros más efectivos para que tus ojitos vuelvan a la normalidad:

  1. El té negro o verde funciona de maravilla para deshinchar los ojos, la teína hace que los vasos sanguíneos se contraigan. Pon dos bolsas de té en agua al tiempo y mételas al refrigerador durante diez minutos. Exprime cada bolsita, acuéstate y coloca una en cada párpado. Así quédate de tres a cinco minutos.
  2. Mete al congelador cuatro cucharas soperas, hasta que se enfríen muy bien. Una vez que estén muy frías, tómalas por el mango y, con la parte curva, “aplana” la piel de alrededor de los ojos. Cuando las cucharas se calienten, saca las otras dos del conge y repite la operación las veces que sea necesario. Este remedio no falla.
  3. La fama del pepino como refrescante de la mirada es bien merecida, tiene propiedades astringentes que también contraen los vasos sanguíneos. Asegúrate de que esté en el refri, sácalo, corta dos rebanadas delgadas y colócalas en los ojos de 5 a diez minutos. Si se calientan, repite con unas rebanadas frías.
  4. Las claras de huevo son maravillosas para “tensar” la piel de esa área tan delicada. Quítale la yema a dos huevos y bate las claras; con un pincel aplícalas a la zona de los ojos y déjatelas entre cinco  y diez minutos. Limpia con una toalla humedecida en agua fría.
  5. Para usar papas hay dos opciones, en ambos casos estas tienen que estar recién sacadas del refri. La primera: pela la papa y corta dos rodajas, ponlas sobre tus ojos durante diez minutos. La segunda: raya la papa finamente y ponla en dos trapitos; apriétala bien y ponlos sobre tus ojos durante diez minutos. Limpia.

Para evitar que se inflame la zona de los ojos, toma en cuenta estas sugerencias:

  • No cenes cosas saladas como comida procesada, pizza o soya; casi garantizado que amanecerás con el mal del pez japonés.
  • Hidrátate todo el tiempo, necesitas que tu cuerpo drene el área y el agua ayuda.
  • ¡Duerme! Es uno de los mejores remedios, una persona mal dormida casi siempre tiene ojeras y los ojos muy hinchados.
  • Duerme con dos almohadas y procura no dormir sobre tu panza, esa postura es perfecta para que retengas agua en el área problema de los ojos.
  • Cuidado con el alcohol. Si se te pasan los whiskys, te garantizo que amanecerás hinchada… No digas que no te lo advertí.
  • Al despertarte, date un leve masaje en la zona de la ojera, hazlo suavemente con los dedos anulares, sin restirar la piel.

En otro post te diremos las cremas y geles que mejor funcionan para deshinchar el ojo.

¡Listo! Ya puedes irte a tu junta. Cuéntanos si te funcionó alguno de estos remedios caseros.