Fantásticos aceites esenciales

15 Jun

 

 

Screen Shot 2016-06-15 at 06.40.22

Llevan miles de años siendo usados por la humanidad, los egipcios y los hebreos los usaban para curar; tienen muchos beneficios medicinales y ningún efecto secundario; son 100% naturales y es muy divertido aprender a usarlos.

Los aceites esenciales han cobrado popularidad recientemente pues la gente se ha vuelto más consiente acerca de lo que entra a su cuerpo; –hay a quienes no les gusta tomar medicinas a menos de que sea estrictamente necesario–, también hay celebridades como Gwyneth Paltrow que los usan para cuestiones de salud, de aromaterapia o de belleza.

¿Qué es realmente un aceite esencial? Químicamente hablando no son aceites, son los componentes extra concentrados de una planta que se obtienen –generalmente– por medio de la destilación. Son el concentrado botánico de una planta, así que las propiedades de la misma se concentran en un frasquito. Su tamaño molecular es pequeñísimo, lo que significa que son fácilmente absorbidos por la piel. Algunos son muy caros pues se necesita mucha materia prima para producir unos mililitros de aceite esencial, ese es el caso de flores como la rosa (5 ml cuestan alrededor de $200 usd) o el jazmín (5 ml están en alrededor de $100 usd); los de flores se conocen como “absolutos”.

El punto es que los aceites esenciales sirven para muchas cosas: para relajarte, aromatizar naturalmente el ambiente, calmar la piel, hidratarla y curar males como migraña, indigestión, quemaduras leves y gripa.

Yo llevo usándolos dos años y cada vez me entusiasmo más; si me duele la garganta, hago gárgaras con Thieves Oil; si me quemé la piel con el sol, le pongo unas gotas de lavanda; cuando tengo dolor de cabeza, aplico un poco de menta en la frente y las sienes y cuando me sale un granito, le pongo Tea Tree. Esos son sólo algunos de cientos de usos.

Marcas como Young Living (que es en la que más confío) tienen mezclas fantásticas que sirven para calmar un resfriado –el R.C. es como el “Vick Vaporub” natural– y si comiste de más, el DiGize te ayuda con la digestión. Young Living lleva alrededor de 20 años en el mercado –es originaria de Estados Unidos– y ellos mismos siembran y cosechan sus plantas y flores, así te garantizan la pureza y calidad de sus aceites.

Son tan puros que los puedes oler directamente, tomar, untar (limón, menta, lavanda, romero, incienso) o poner en un difusor. Todo con medida, eso es importante, y sabiendo cómo usarlos. Por ejemplo:

  • Ten cuidado al aplicar aceites esenciales directamente sobre la piel, algunos son muy irritantes y te provocarán reacción; en ese caso, no intentes diluirlo con agua, unta en la parte afectada algún otro aceite natural como el de coco o el de oliva.
  • No se recomienda usarlos directamente en la piel de bebés o niños.
  • Si quieres relajarte, el de lavanda o manzanilla son fantásticos.
  • Si necesitas estar alerta para un examen o junta importante, el aceite de romero funciona muy bien.
  • Si no te gusta el sabor del agua sola, puedes poner 5 gotas de aceite de menta o limón o toronja en 1 litro de agua. ¡Sabe delicioso!

Además de aceites de una sola planta, Young Living tiene mezclas de aromas que son hechas para ayudar en distintas cosas: El Peace & Calming ayuda a que te tranquilices, el Joy eleva tu frecuencia energética, también hay Valor y Stress-Away; sus nombres explican para que sirven.

thumb_IMG_0314_1024

Tienes que tener cuidado de comprar los buenos, hay unos muy comerciales que huelen delicioso pero en realidad están  diluidos en otros aceites y no son puros. Los Young Living los puedes comprar por botellita  (5 o 15 ml) o en un estuche que contiene 12 aceites básicos de 2 ml cada uno; es súper práctico pues llevas tus aceites esenciales a todos lados (informes de los estuches para la bolsa en urbanglosmx@gmail.com).

Otra fantástica manera de usarlos es poniéndolos en un difusor, así cambias el “humor” o la energía de un espacio. Puedes tranquilizar a tu familia o simplemente poner un aceite floral para que un cuarto huela rico naturalmente: cero químicos.

Si te parecen caros, toma en cuenta que una botella dura muchísimo tiempo, pues la cantidad que usas es mínima. Además, los aceites esenciales duran años en buen estado (siempre y cuando los tengas guardados fuera del calor y el sol, en botellas color ámbar), duran fácilmente unos 10 años.

Anímate a entrar al mundo de los aceites esenciales, es divertido, aprendes mucho y te curas malestares comunes naturalmente.

Me despido oliendo a jazmín, ¡hasta pronto!

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: