Kit de manicure casero

22 Sep

thumb_IMG_5778_1024

Es delicioso ir a que te hagan manicure ¿o no? Te relajas, te desconectas, te dan masaje en las manos y sales muy contenta, pero he de contarles que a mi me encanta hacerme manicure. Para mi es terapéutico y como desde chica tenía obsesión por pintarme las uñas (con brillitos nada más, no crean que andaba de uña roja a los 8 años…) la verdad es que me sale bastante bien.

Hay colores complicados, como el blanco, que sólo quedan bien en el salón o en el nail bar, pero les confieso que de cuatro veces que me “hago las uñas”, en tres ocasiones el manicure me lo hago yo.

Mientras tengas los instrumentos necesarios –y buen pulso–, te puede salir muy bien. Aquí les dejo los pasos y los instrumentos necesarios.

thumb_IMG_5782_1024

Limas y separadores de dedos para hacerte pedicure en casa

  • Despinta las uñas con un quitaesmalte, no con acetona, que las reseca mucho. Ya limpias, hay que limar las uñas en seco, dales forma suavemente con la lima de tu preferencia (a mí me gustan las clásicas de cartón, no me acomodan las de metal ni las de vidrio). Los separadores de dedos que salen en la foto, son decorativos 🙂
thumb_IMG_5785_1024

Alicate para pellejos, palita para empujar cutícula y tijeras para cortarla (sólo si es necesario)

  • Llena un recipiente pequeño con agua tibia y sumerge las manos de 5 a 10 minutos. Una vez pasado ese tiempo, empuja la cutícula con la palita de metal de dos puntas (redondeada y picuda). Recorta, sólo si es necesario, pellejos necios alrededor de las uñas o, también si lo necesitas, la cutícula con unas tijeras pequeñas.
  • Aplica una base (como la de Chanel, de la foto principal: abajo al centro, color piel), esto preparará a tu uña para que el barniz se fije y distribuya bien. Espera (idealmente) cinco minutos antes de aplicar tu color.
  • Aplica una capa de tu barniz favorito en cada uña, deja pasar cinco minutos antes de aplicar la segunda capa. Si se te pinta un poco el borde del dedo, no te preocupes, eso se arregla después. Deja secar durante 10-15 minutos.
  • Momento de poner el brillo sellador: sólo una capa, que si no, empiezan a formarse burbujas en el barniz fresco. Ahora quédate sentada y no hagas nada por lo menos durante 15 minutos para que no vayas a tener algún accidente post manicure. Si tienes prisa, mete las manos en agua helada, también puedes abanicar las uñas.
  • Si hay rastros de barniz en tus dedos, puedes mojar un q-tip con quitaesmalte y, con mucho cuidado, despintar las manchas que hayan quedado en tu piel. Hay unas plumas especiales para remover el barniz que queda en la cutícula, pero no las he encontrado en México (sale en la foto).
thumb_IMG_5783_1024

Quitaesmalte de Chanel, algodón y pluma para quitar manchas de barniz alrededor de la uña

Acuérdate que todo es práctica, quizá las primeras veces no quede muy bien y tengas que volver a hacerlo, pero como en todo: la práctica hace al maestro. Además, hacerte tu misma el manicure te ahorra un dinerito al mes. Después de la inversión inicial de alicate, tijeritas, barnices, base y brillo, no tendrás que comprar casi nada; sólo tus colores de temporada y el quitaesmalte y limas (que son baratísimas) de vez en cuando.

Estás lista para volverte tu auto-manicurista experta. A veces, yo también me hago pedicure, pero la limada de talones no me sale tan bien y el masaje de pies en el nail bar es una delicia.

Todos los aditamentos aquí fotografiados los consigues en un depósito de belleza. Un tip: los mejores alicates y tijeras para pellejos y cutícula son alemanes, por si los pueden conseguir aquí. Los alicates de Revlon también son buenos.

thumb_IMG_5789_1024

Base de Chanel, barniz de Opi, Burberry Beauty, brillo de Chanel, barniz de Tom Ford y de Givenchy (en sentido de las manecillas del reloj)

Un recordatorio de la cantidad de capas necesarias para un manicure profesional: Una capa de base, dos capas de color y una capa de brillo. No más de eso, que se forman burbujas en las uñas.

Tip: todas las noches puedes aplicar un poco de aceite de almendras en las cutículas, para mantenerlas suaves y evitar que se formen pellejos y padrastros.

Me despido con una mano pintada de gris carbón y la otra de azul marino, una tendencia de este otoño-invierno 2015 (pronto un post hablando de eso).

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: