Cero desodorante

18 Aug

thumb_IMG_5544_1024

Nunca me había cuestionado por qué uso desodorante, claro que se que neutraliza el mal olor que se puede originar por el sudor, pero es parte de mi rutina de belleza desde que me acuerdo, igual que el hidratante de cara y la crema para el cuerpo.

Me concentro en el desodorante pues es el que combate el mal olor, el anti-transpirante es otra cosa pues se supone que no permite que sudes, pero eso es otra historia.

Hice una encuesta entre mis amigas, la mayoría sí usa desodorante, pero me sorprendió que dos no y nunca huelen mal. Al poco tiempo me enteré, gracias a una tía, que mi abuela nunca ha usado… Así que decidí prescindir del dichoso producto durante una semana, para ver que pasaba. Aquí los resultados.

El día uno fue en la playa, hacía mucho calor así que el sudor estaba muy presente. Me bañé en la mañana y en la noche y, hablando de aromas no agradables, todo salió bien, nada de que preocuparse ni razón para aislarse de los acompañantes.

Lo mismo pasó el día dos y el tres, mientras los baños fueran frecuentes el mal olor se mantuvo a raya. El regreso a la ciudad fue lo complicado… El día cuatro me bañé en la mañana, como todos los días, pero también hacía calor y por ahí de las dos de la tarde noté mal olor. Lo resolví poniéndome en las axilas un poco de alcohol con un algodón, en algún lado había leído que las bacterias en la piel son las que hacen que el sudor huela mal, el sudor por sí solo no tiene olor. Pues el alcohol funcionó a la perfección, pude salir de nuevo a la calle con confianza.

Los días cuatro, cinco y seis transcurrieron sin novedad aromática, sólo me bañé una vez al día y todo estuvo bajo control.

Concluí que hay días en los que usar desodorante está de más, supongo que en invierno es cuando se puede dejar de usarlo. La clave para no oler mal es bañarse diario y no repetir ropa. En otras culturas, entre ellas algunas europeas famosas por su mal olor corporal se han ganado esa fama pues muchos de ellos combinan tres cosas: falta de desodorante, falta de baño y repetir ropa… Combinación letal.

Evidentemente, hay personas que sudan más que otras –yo sudo muy poco– y hay quienes producen mal olor por los componentes químicos de su piel, es decir, no sobreviven sin desodorante. Lo que me gustó es que, al menos para mi, no es de vida o muerte, de hecho ayer se me olvidó ponerme desodorante en la mañana después de bañarme y no hubo razón aromática para alarmarme.

Muchas veces, la mercadotecnia hace que demos por hecho muchas cosas, entre ellas que si no usas desodorante, olerás muy, pero muy mal. No es cierto, afortunadamente los hábitos de higiene personal han avanzado mucho en el mundo y, mientras te bañes diariamente y tu ropa esté limpia, seguramente podrás olvidarte del desodorante.

Hasta la próxima, me despido recién bañada.

One Response to “Cero desodorante”

  1. Federico August 18, 2015 at 09:37 #

    TE AMO CON O SIN DESODORANTE.
    Siempre me he cuestionado que cada preenqtcion es para un nievl socioeconómico:
    Rollo on para el mas bajo
    Barra para clase media
    Spay para clase alta
    Pero esto va mas alla…. creo que el roll on es para verano pues apliarlos da una sensacion fria. Las barras son para invierno y el spray es para las prisas!
    jajajajaja
    Besos de un ex empelado de SPEED STICK…

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: