Quita el gel de tus uñas en casa

18 Jun

IMG_2580

18 de junio, 2014

El gel para las uñas –o gelish– es de las mejores cosas que se han inventado en muchos años en el mundo de la belleza; puedes pintar, lavar platos, hacer jardinería y abrir paquetes sin que tu manicure sufra daño alguno. El problema viene cuando tus uñas crecen y se crea un espacio que ya no tiene color entre la cutícula y el gel; es momento de quitarlo.

Y como todo en la vida tiene un precio, quitar el gel de tus uñas es todo un trámite que tiene chiste y maña; de por sí estas se maltratan con él, hay que tener cuidado de removerlo con cariño, paciencia y dedicación, para que cada uña se lastime lo menos posible en el proceso.

El salón es muy buen lugar para quitarte el gel, pero si no quieres pagar extra por hacerlo, llevar a cabo la operación en tu casa es perfectamente aceptable si sigues los pasos sugeridos.

Lo que necesitas es: acetona de verdad (no “quita esmalte”), lo venden en la farmacia; algodón, 10 tiras de papel aluminio de 3 por 8 centímetros, 10 pedazos de diurex y, por lo menos, 20 minutos. Si te jalaste un padrastro o tienes el dedo o la uña lastimada, espera hasta que sane ya que el acetona provocará mucho ardor en la herida. ¿Lista?

IMG_2588

  • Lima un poco el brillo/sellador de la superficie de cada una de las uñas.
  • Toma un pequeño pedazo de algodón (lo suficientemente grande como para cubrir la uña en cuestión) y empápalo de acetona.
  • Colócalo directamente sobre el gel, cuidando que toda la superficie con color quede cubierta.
  • Agarra una tira de papel aluminio, dóblala a la mitad, de tal forma que quede más o menos de 1.5 centímetros de ancho; ahora “enrolla” la tira sobre la uña.
  • Toma un pedazo de diurex y pega el extremo del papel aluminio para sujetar la tira y que no se caiga. (Ese truco es mío, así logré mantener el papel aluminio en su lugar…)
  • Repite la operación en cada dedo y espera por lo menos 15 minutos (lo ideal son 20).
  • Ve quitando un envoltorio a la vez, el gel debe de estar lo suficientemente suave como para quitarlo con un palito de naranja o con una espátula pequeña de metal. Si sigue duro es que no estuvo cubierto por el algodón con acetona por tiempo suficiente, moja otra vez el algodón y vuelve a envolver el dedo.
  • Pasa el palito de naranjo o la mini espátula por la superficie de la uña, quitando el gel suavemente y con cuidado.
  • Una vez quitado el gel, moja un algodón con acetona y limpia cada uña.
  • Remoja las manos en un recipiente con agua tibia para quitar cualquier residuo de gel.
  • Aplica aceite de almendras en cada uña, para humectarla y “consentirla” un poco después de haber aguantado el gel tantos días.
  • No las pintes ese día, déjalas descansar un poco.

IMG_2596

 

Listo, así de fácil. Al día siguiente estarás lista para tu manicure de costumbre. No recomiendo aplicar gel siempre; las uñas se debilitan. Lo mejor es que las dejes descansar y uses un barniz normal, para que se recuperen un poco del daño del gel; es recomendado por lo menos un par de semanas de descanso.

IMG_2606

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: