Belleza en la India

18 Nov
Image

Mujeres en Jaisalmer, Rajastán, lavan la entrada de su casa.

18 de noviembre, 2013

Me declaro culpable de ser adicta a viajar, cualquier oportunidad es buena para agarrar una maleta e irse a algún lado. Una de las cosas que más disfruto en los viajes es analizar las rutinas y costumbres de belleza de las mujeres locales y la India me conquistó por muchas cosas, una de ellas, lo femeninas que son las mujeres y lo conscientes que están de la belleza.

Hay países que tocan el alma y transforman el espíritu, India es uno de ellos. Como dicen por ahí: o lo amas o lo odias. En mi caso fue amor desde el primer momento. La gente es cálida, sonriente, amable; se le ve feliz. La comida es deliciosa, rica en salsas y variedad de olores y especias. India transmite su historia de miles de años a través de monumentos, templos, puestos de comida callejera (pakora), tiendas de saris (el vestido tradicional de las mujeres), lassis (bebida hecha con yogurt), joyas, masala chais (te negro con especias, mucho azucar y leche), tuc tucs (los taxis-moto), textiles y costumbres. La energía es sin duda, distinta a la de occidente; transforma, llena de positivismo y te cambia por dentro.

 

Las indias se arreglan y expresan su feminidad todo el tiempo, se visten con colores brillantes y estampados grandes; todas llevan joyas, desde las mujeres de clase o casta baja hasta las de nivel socioeconómico alto: pulseras en los tobillos, aretes en las orejas y nariz, anillos, decenas de “bangles” en los brazos.

IMG_2725

Me encantó la forma en la que maquillan sos ojos, súper delineados; tienen ojos muy negros y expresivos. Los delinean por dentro y por fuera con kajal –conocido en los países árabes como kohl–. Las indias son de mirada intensa pero dulce. No sólo las mujeres se delínean, en el norte también lo hacen los hombres.

La mayoría porta orgullosa un bindi en el centro de la frente, normalmente en colores vivos: rojo, naranja, amarillo. Creo que no se dan cuenta de lo femeninas que son. Me da la impresión de que las guapas tampoco se dan cuenta de su belleza, o por lo menos las guapas vistas desde la perspectiva de belleza occidental, es decir, la nuestra.

La belleza india más occidentalizada la han vuelto popular las actrices de Bollywood, el centro de producción de películas en hindi (el idioma oficial de la India) más grande del país. Está ubicado en Mumbai, las tramas son sencillas, inocentes y en algunos casos bobas, pero súper divertidas. Las historias de amores inocentes me recuerdan a las películas de Pedro Infante y Jorge Negrete, pero con producciones millonarias y muchos, pero muchos cantos y coreografías que cualquier productor del Oscar envidiaría. En algunas de estas películas combinan díalogos en hindi y en inglés. Actrices como Priyanka Chopra, Deepika Padukone y Sonam Kapoor conquistan a hombres de todo el mundo con su belleza fuera de serie.

Además del bindi, la ropa colorida y las joyas, las mujeres indias tienen una cosa en común: un pelo divino. Largo, negro, pesado, grueso y muy brilloso. Lo llevan suelto partido con raya en medio, recogido, en trenza, de cualquier manera se les ve bien. ¿Uno de sus secretos? El aceite de coco que aplican frecuentemente para nutrirlo e hidratarlo, un hábito que allá es algo cotidiano y que aquí se ha popularizado recientemente, es un remedio casero, fácil de aplicar y muy barato. ¡Adoro el aceite de coco!

Durante mi viaje, descubrí productos de belleza ayurvédicos que me gustaron mucho por originales, por sus aromas y por los ingredientes naturales con los que fueron hechos. Ayurveda es el sistema curativo naturista milenario de la India, en ese país no se considera medicina “alternativa”, es tan aceptada –o más– como la medicina alópata. En sánscrito, “ayur” significa vida y “veda”, ciencia: Ciencia de la vida. Lo ayurveda nos recuerda que la salud es la integración entre el ambiente, el cuerpo, la mente y el espíritu. Cuando algo se desbalancea y provoca una enfermedad, se trata con hierbas, minerales, dieta, aromas, masaje, música y meditación. La filosofía ayurveda usa a los alimentos y a las hierbas como preventivos, no tanto curativos, contra enfermedades; enfatiza la conexión entre el cuerpo, la mente y el espíritu, mismos que pueden perder su balance natural como consecuencia de una mala dieta, falta de ejercicio, estrés provocado por el trabajo y por las relaciones interpersonales.

Image

Sin importar el nivel socioeconómico, las mujeres usan muchas joyas. Ella vende pulseras en Jaisalmer.

Image

Me impactó la belleza de las facciones de esta niña en Osian, Rajastán.

Image

Es muy común que las mujeres se vistan todo el tiempo con trajes tradicionales o saris tan coloridos como el de esta adolescente en la ciudad de Agra.

Image

Esta niña podría ser modelo, lleva el uniforme de una escuela de Nueva Delhi.

Una tradición que me fascina es el “mendhi”: decorar la piel con henna; esta costumbre surgió hace más de 5 mil años en países como India, Pakistan, Nepal y varios de Oriente Medio; en donde está más arraigada es en India. La henna es una pasta hecha con las hojas trituradas de esa planta, mezcladas con aceite; entre mejor sea su calidad, más oscuro será el pigmento en la piel. En India se usa para celebrar cumpleaños, fiestas religiosas y, sobre todo, bodas. La “noche de mendhi” se lleva a cabo días antes de una boda (¿se acuerdan de la película Monsoon Wedding, de Mira Nair? Ahí viene una gran representación de la fiesta previa a la boda), la futura esposa convive con sus amigos y familia mientras los artistas de la henna le aplican diseños en la palma y parte de atrás de las manos, así como en los pies. Los dibujos son divinos: flores, plantas, grecas, puntitos por todos lados. Mendhi es una costumbre que practican ricos y pobres, no importa el nivel cultural o socioeconómico, la henna es algo que todos y todas pueden llevar.

Image

Estos son diseños tradicionales dibujados en la futura novia.

Image

Los primeros trazos de mi decoración de henna.

Image

Yo me puse mendhi en Jaipur, la artista se tardó menos de 5 minutos en decorarme el brazo y la mano.

Image

La henna se empieza a craquelar y se va cayendo sola, dejando la piel pintada de un tono naranja.

Henna 04

Resultado final de mi mendhi.

Podría seguir escribiendo acerca de las maravillas de ese país mágico y colorido, un lugar donde encuentras el lujo en su máxima expresión y una pobreza que rompe el corazón, donde los olores de jazmín y sándalo chocan con los de basura y suciedad, donde las sonrisas son sinceras y desinteresadas, donde bloqueas todo lo malo para dejar entrar lo bueno, para que tus sentidos registren y aprecien la belleza que hay en cada persona, en cada sonrisa y en cada rincón.

Digo adiós con muchas ganas de regresar a la India.

 

2 Responses to “Belleza en la India”

  1. webpage December 22, 2015 at 17:39 #

    Paso habitualmente por aqui para ver las publicaciones de esta pagina, me me encanta, gracias.

    • urbanglossmx December 22, 2015 at 18:22 #

      Gracias a ti por tu comentario, me alegra que te guste. Felices fiestas!

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: