La belleza del perfume

10 Sep

Image

El olor de un sitio o persona marca irremediablemente la memoria. De pronto, un aroma te recuerda a alguien que fue importante en tu vida y el olfato se encarga de que sientas que estás con él o ella, aunque hayan pasado dos días, tres meses o varios años. La memoria olfativa te lleva a lugares y épocas en un instante. ¿A quién no lo marcó el característico olor del plástico para forrar libros? ¿O el de los lápices de colores recién afilados? Me regresan a los primeros años de primaria…

Recuerdo perfectamente bien cuando mi mamá usaba First, después Paloma Picasso y en otra época, Alfred Sung. En mi casa, el perfume era especial, algo para disfrutar, para demostrar que la vida era más agradable cuando se olía bonito. Hasta la fecha, no puedo oler una colonia Sanborns –sí, la de flor de naranjo– sin acordarme de mi abuelo, hombre sencillo y poco complicado al que un poco de olor fresco en las mañanas le hacía sentir bien. Cuando me topo con lociones de cítricos, me acuerdo de mi papá, que hasta la fecha las sigue usando, entre más notas cítricas, mejor.

A veces el olfato es incómodo, cada que huelo Allure de Chanel para hombre, recuerdo –ahora con cariño, antes con tristeza– a un ex novio que quise mucho. Esa loción está relacionada a él, lo estará siempre. El olor a Nenuco antes me recordaba a una niña de la escuela que me caía muy mal, la bañaban en esa colonia clásica española. Ahora pienso en mis sobrinos, un recuerdo mucho más dulce y cálido.

Estoy convencida de que el perfume es un sello personal, es parte de ti, de tu personalidad, algo que te distingue del resto de la gente. Hay quienes usan el mismo siempre, el Quelques Fleurs, uno de los primeros florales creado hace más de 90 años, me recuerda a una amiga muy querida que ya no veo. Podría apostar que sigue usándolo.

Yo soy de las que tiene varios perfumes y los elijo dependiendo de mi estado de ánimo, un poco como la ropa, la intuición me dice cuál usar. Para salir por la noche, adoro el de Elie Saab; para el diario –dependiendo del humor matutino– me pongo Beauty de Calvin Klein o Flora de Gucci, para ocasiones especiales, uso la nueva fragancia para mujer de Hermès; Jour d’Hermès ($2,170), mi favorita desde hace unos meses, tiene una combinación floral muy sutil y suave; es sexy y femenino.

Ni mi hermana ni una de mis mejores amigas usan perfume, eso es algo que no concibo, no me siento completa al salir de mi casa sin haberme “perfumao” antes, es como salir sin aretes, simplemente no puedo. Tomo muy en serio los olores, me fascinan los lugares que huelen rico, adoro las velas de olor y me encanta que un hombre –especialmente si estoy saliendo con él– huela bien, se me hace muy atractivo.

En general, me gustan los perfumes especiales, los que lleva tiempo desarrollar, los que fueron pensados por narices expertas como las de Jean-Claude Ellena, Frédéric Malle o Mathilde Laurent. No los que se hacen de la noche a la mañana, como los de Shakira, Lady Gaga o Katy Perry. Se ha perdido el arte de la alta perfumería que, creo que está siendo rescatado por gente que toma muy en serio los aromas, pero ese es tema de otro post.

Y a ti, ¿qué olores te recuerdan a alguien o algo especial?

Image

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: